martes, 31 de enero de 2017

De Sartek y Terx. Encuentro fortuito.


Una sala de espera
Llegas hasta una  sala profusamente decorada.  El arco, en esta parte,  esta
salpicado de azores esculpidos en la dura piedra.  El suelo, pavimentado con
marmol blanco de gran calidad,  lleva hasta tres  puertas distintas,  una en
cada pared de la habitacion. De las paredes, de color amarillo suave, penden
varios  tapices con escenas de batallas de otro tiempo,  las cuales han sido
ya  probablemente olvidadas.  Una gran  lampara de  cristal proporciona  una
agradable iluminacion a toda la estancia.  A ambos lados del arco de entrada
hay dos grandes bancos de roble,  donde pueden esperar las visitas del Señor
y los Consejeros.

Terx se encuentra sentado en uno de los bancos de roble, esperando a que Farid le llame.

Sartek gira en la esquina del recibidor, sumido en sus pensamientos.

Terx ve llegar a Sartek a la estancia y se levanta.

Terx dice 'Saludos'

Sartek pone la atención en el muchacho y hace un gesto de saludo con la cabeza.

Sartek dice 'paz, muchacho'

Sartek se detiene a su lado y lo estudia sin disimulos.

Terx observa la cabeza rapada de Sartek y la pequeña coleta danzando en su nuca.

Sartek dice 'esperas a alguien?'

Terx señala la puerta del fondo.

Terx dice 'Tengo que hablar con Farid Gaidin'

Sartek mira de soslayo hacia donde señala Terx, la estancia del Señor de Guardianes, Gaidin de la nueva Amyrlin

Terx mira el porte del guerrero y el suyo propio, lleno de polvo y  con el pantalón  rasgado por el leopardo con el que se enfrentó

Sartek se fija en la puerta de lo que otrora fue su despacho y le sorprende observar el crespón negro que todavía pende en la madera. Siente un estremecimiento, se acerca y lo arranca para guardarlo bajo su capa.

Terx taconea con impaciencia.

Sartek dice 'acaso tienes prisa,muchacho?'

Terx se mira la bota.

Terx dice 'no señor, es un.. pequeño impulso que tengo'

Terx parece azorado.

Sartek vuelve junto a Terx y señala sus ropas descuidadas.

Sartek dice 'hoy estás de suerte, chico, no soy una Hermana ni tú una novicia, pero si Farid Gaidin te ve de esta guisa dudo que le satisfaga'

Terx intenta no ponerse más nervioso.

Sartek encoge ligeramente un hombro.

Terx dice 'Creo que le interesa lo que le pueda decir'

Sartek dice 'he oído rumores de que tardará en aparecer por aquí'

Terx recuerda ciertos pasajes de su experiencia en aquel espejo y suspira.

Terx dice 'De acuerdo, pues vendré en otro momento'

Sartek dice 'ven conmigo, si la suerte sigue acompañándonos, quizás pueda ofrecerte un poco de brandy'

Sartek abre la puerta del despacho y entra en él.

Despacho de Consejero
Entras en un amplio despacho, con suelo de marmol blanco y paredes forradas de
madera de roble.  El techo,  tambien de madera,  parece haber sido  raspado y
barnizado para  recuperar su apariencia original,  ocultando asi la  anterior
decoracion ajedrezada de vivos colores. Hay una gran chimenea de piedra, pero
permanece apagada. Sobre la repisa,  entre algunos libros,  destaca una talla
con forma de halcón y a su lado, sujeto por un soporte metalico, el escudo de
la caballeria shienariana. Cruzadas por la moharra, dos lanzas se mantienen en
pie,  apoyadas en la pared opuesta al ventanal.  Por encima cuelga la bandera
de Shienar y superpuesta en  uno de sus angulos,  la enseña de Fal Dara con la
leyenda Tai'shar  Mafal Dadaranell  en letras doradas.  La mesa que ocupa el
centro de la estancia es de recia madera, y en su superficie solo se distingue
una escribania, algunos pliegos de papel y una cajita con arena para secar la
tinta.   El tapizado  de terciopelo granate  del sillon tras la mesa y de dos
sillas al otro lado,  es quiza el unico elemento que  no desprende sobriedad.
En un mueble bajo la ventana hay una botella de brandy y algunas copas.

Sartek se queda un rato de pie, contemplando el lugar, no entiende por qué no lo han redecorado habida cuenta del tiempo transcurrido desde que él lo ocupaba.

Terx escruta el despacho.

Sartek dice 'siéntate, si quieres'

Terx identifica la bandera shienariana y entiende que son los aposentos de Sartek, viendo la coleta que le cuelga al hombre.

Sartek se acerca al aparador, coge dos copas y escancia un poco del licor que todavía hay en la botella.

Terx toma asiento.

Sartek dice 'solo están un poco polvorientas'

Terx dice 'seguramente mi capa contenga mas polvo y no me ha molestado'

Terx sonríe nervioso.

Sartek sonríe al muchacho y se sienta en el sillón con la copa en la mano.

Sartek dice 'puedo conocer tu nombre?'

Terx dice 'Soy Terx. Terx... Gowin'

Sartek dice 'Sartek Derasar'

Terx mira de reojo el anillo que el Guardián lleva en la mano derecha, un sello que debe de ser de su Casa.

Sartek le tiende la mano a Terx.

Terx se la estrecha al fronterizo.

Sartek dice 'y bien? por qué estás tan nervioso, Terx?'

Terx posa las yemas de los dedos sobre el canto de la mesa para no demostrar más inquietud.

Terx dice 'Es una historia muy larga y no querría aburriros'

Sartek bebe un sorbo del licor, realmente está bueno, pero recuerda las advertencias de Khalindira, y deja la copa a un lado.

Sartek dice 'tengo tiempo, te escucho'

Terx dice 'Farid Gaidin me encomendó... cultivarme en la biblioteca que hay más abajo. Que no todo aquí es espada y caballo'

Sartek dice 'eso es cierto... relativamente. Prosigue'

Terx asiente.

Terx dice 'Encontré algo... referente a un antiguo gaidin'

Sartek dice 'un libro, quieres decir?'

Terx dice 'más bien un manuscrito. Pedí permiso al señor para salir de la Torre  e investigar sobre lo ocurrido'

Sartek frunce levemente el ceño.

Sartek dice 'y de qué se trataba?'

Terx dice 'Es lo que quise saber. Por eso pedí permiso al señor para salir de la Torre e investigar'

Sartek asiente y anima a Terx a seguir con un ademán.

Terx dice 'él me lo concedió y estuve vagando por aquí y por allá desentrañando todo lo que pasó. Por lo visto hay algo... aquí mismo en la Torre... que acabó con la vida de una Aes Sedai. Un artilugio del poder...'

Sartek cierra los ojos por un momento, arrasado por los recuerdos que tan a raya ha logrado mantener durante tanto tiempo.

Terx dice 'Ter...'

Terx no recuerda exactamente el nombre del maldito objeto.

Sartek dice 'ter'angreal'

Sartek vuelve a abrir los ojos y mira al muchacho.

Terx asiente con un seco movimiento de cabeza  y se frota las manos con nerviosismo.

Sartek dice 'algo he oído al respecto'

Terx decide tomar la copa, a ver si las manos se le quedan quietas de una puñetera vez.

Terx dice 'Por lo visto ese guardián se considera responsable de lo que le pasó a la mujer, y ha intentado ocultar la localización de este objeto'

La mirada de Sartek se ensombrece

Sartek dice 'y bien?'

Terx dice 'Y... he encontrado el lugar y el ter... an... greal'

Sartek sospecha que lo que el muchacho cree un logro es algo que se acomete en la Torre desde que existen los cachorros, pero no será él quien se lo comente.

Sartek dice 'continúa'

Terx siente el informe que lleva bajo la camisa, donde aparece todo detallado, pero mejor dárselo directamente al señor de guardianes y no  a este hombre.

Sartek toma la copa y da un trago, no pequeño, desde luego.

Terx dice 'Bien... todavía no sé cómo  ocurrió, pero accedí a otro lugar a través de ese ter'an'greal... vi cosas... gente en peligro... conjuras...'

Sartek da una palmada en la superficie de la mesa.

Sartek dice 'calla'

Terx se calla de golpe.

Sartek se levanta y se acerca a la chimenea, mira el estandarte y luego se vuelve hacia terx.

Sartek dice 'qué estás haciendo, Terx Gowin?'

Terx frunce el ceño mirando a Sartek.

Terx dice 'qué... qué estoy haciendo?'

Sartek se aproxima a Terx de una zancada

Sartek dice 'sí, qué estás haciendo'

Terx se pone alerta.

Sartek dice 'acaso me conoces? Sabes quién soy?'

Terx con el rabillo del ojo busca la puerta

Terx dice 'sois.. sois un guardián'

Sartek se apoya en el borde de la mesa.

Terx dice 'Y por la ubicación de vuestro despacho, un hombre cercano a Farid'

Sartek dice 'por supuesto que soy un Guardián, pero no soy quien te envió a esa misión, no soy quien te pidió informes. Mírame'

Terx mira a Sartek.

Sartek dice 'cómo sabes que no iba a hacer un mal uso de cuanto me dijeras?'

Terx dice 'No pensé que...'

Sartek chasquea los dedos.

Terx dice 'aquí... en la Torre blanca... en Tar Valon...'

Sartek dice 'muchacho, cualquier cosa es posible en cualquier parte, aquí, en Tar Valon, en la frontera, o en el mismo Mar de las  Tormentas'

Terx está empezando a odiar eso de muchacho.

Terx dice 'sí... señor'

Sartek dice 'jamás, jamás entregues un informe a alguien que no te lo haya pedido'

Sartek se separa de la mesa y vuelve al sillón.

Sartek dice 'anda, relajáte, hombre'

Terx dice 'sí... señor'

Sartek dice 'como ves, y como dijo Farid Gaidin, no todo es espada y caballo. No me llames señor, eso me lo dicen mis soldados, y tú no lo eres, llámame Sartek Gaidin'

Terx dice 'Sí... Sartek... Gaidin'

Sartek dice 'de dónde procedes, terx?'

Terx dice 'Del llano de Almoth'

Sartek no sabe por qué, pero le gusta el joven.

Sartek dice 'mal emplazamiento últimamente'

Terx asiente  en silencio, no quiere hablar de aquel lugar.

Sartek dice 'y qué te ha traído a la Torre blanca, Terx? Si quieres contármelo'

Terx dice 'No lo sé. Creo que eso debo averiguarlo también aquí'

Sartek asiente y una sonrisa baila en sus ojos.

Sartek dice 'eso me gusta'

Terx sonríe disimuladamente.

Sartek dice 'son tantos los que llegan aquí con la grandilocuencia de quien cree saber y no sabe nada '

Terx mira por la ventana.

Sartek dice 'oh, quiero servir a la Torre, quiero servir a la Luz, quiero proteger la vida de una Hermana, quiero, quiero, quiero'

Terx intenta reprimir una sonrisa.

Sartek dice 'pues yo no quiero, no quiero servir a nadie, quiero seguir el criterio de mi propia honestidad, que todavía me queda, de lo que considero que es justo, de lo que incluso a veces no deseo'

Sartek se levanta y se reúne con Terx mientras señala hacia el norte.

Terx dice 'Sabias palabras'

Sartek dice 'son muchos años, Terx, e intuyo que mis palabras no gustarían demasiado a tus maestros '

Sartek pierde la mirada hacia el horizonte donde unos nubarrones oscurecen el cielo.

Terx dice 'Igual los maestros no son los que deberían ser'

Sartek suelta una carcajada.

Terx se muerde el labio tratando de callar.

Sartek dice 'lo sean o no, ahí están, tendrás que asumirlo'

Terx trata de arreglar la situación.

Terx dice 'Estoy contento con ellos... No quería decir...'

Sartek le da una palmada a Terx en la espalda, sabe lo que le hace a veces a la gente su condición de Taveren.

Sartek dice 'sí querías decirlo, chico, no importa. La Torre es un buen sitio para aprender a luchar, a fortalecerse, pero luego sales ahí fuera, y nada parece como lo que uno creía, y ahí empieza el verdadero aprendizaje'

Tercx rememora el encontronazo con el leopardo y la sentencia de Sartek le parece muy acertada.

Sartek dice 'llevas mucho tiempo aquí?'

Terx recuerda las palabras de su interlocutor.

Terx dice 'Relativamente'

Sartek sonríe a Terx.

Sartek dice 'una eternidad, o un suspiro, cierto?'

Terx dice 'Depende de con qué parte del catalejo se mire'

Sartek asiente, suspira levemente y se aparta de la ventana

Sartek dice 'no quisiera estar obligándote a perder el tiempo'

Sartek descuelga el estandarte con reverencia y lo dobla sobre la mesa.

Terx dice 'creo que me habéis hecho ganarlo, de no estar aquí seguiría esperando fuera'

Sartek dice 'me alegro si es así'

Terx se levanta.

Sartek coge la talla del Halcón

Terx ahora es el que le tiende la mano a Sartek.

Terx dice 'Encantado de haberos conocido, Sartek Gaidin'

Sartek deja la talla sobre el estandarte y toma el antebrazo de Terx tal como se estrechan los shienarianos.

Sartek dice 'que la paz te sea propicia, Terx Gowin'

Terx observa el gesto y decide no comentar nada.

Terx dice 'que la paz os sea... propicia a vos también'

Sartek dice 'quizás algún día volvamos a encontrarnos'

Terx dice 'Así lo espero'

Sartek suelta al chico, envuelve la talla con el estandarte y recoge el bulto de la mesa.

Terx sonríe con sinceridad por primera vez en toda la entrevista.

Sartek devuelve la sonrisa y se encamina sin más a la puerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada